Probablemente la peor esposa de todos los tiempos. (Y sí, era romana)

Cuando era un chaval de 12 ó 13 años, en una ocasión en que mis padres habían salido a cenar, me quedé hasta tarde viendo la tele y me encontré por casualidad con una serie inglesa muy popular en aquellos años, “Yo, Claudio”. Se trataba de una adaptación del libro de Robert Graves sobre la vida del último emperador romano de la familia de los Julios, contada en forma de falsa “autobiografía”. Quiso el destino, que aquella noche de mi pre-adolescencia emitieran un capítulo en el que presentaban una escena que nunca he olvidado, y no era para menos. La esposa de Claudio, Messalina, se enfrentaba en una competición contra una famosa prostituta llamada Scilla, por ver cuál de las dos podía acostarse con más hombre en una misma noche. Con el pasar de los años, he podido ver la serie completa e incluso ahora la tengo en DVD y,  hace unos días, medio limpiando mi humilde morada, me encontré la colección y con sólo verla pensé que la historia de Messalina debía ser contada en Ciencia Histórica.

Messalina reta a Scilla

Messalina reta a Scilla.

Valeria Messalina era hija de Marcus Valerius Messalla Barbatus y su prima hermana, Domitia Lepida la joven, que ya iniciaba su vida marcada por la endogamia familiar muy común entre las familias reales de la antigüedad y del presente. La niña era I_Cladiustambién bisnieta de Marco Antonio, bisnieta-sobrina de César Augusto y prima de los también emperadores Calígula, Nerón y el mismo Claudio, con quien se desposó en el año 37 cuando no era más que una adolescente y él un hombre hecho y derecho de 48 años. Las cosas fueron bien al principio en el matrimonio y Messalina dio a su marido dos vástagos, Claudia Octavia (probablemente en realidad hija de Calígula) y Británico. Sin embargo, el 24 de enero del 41, un día antes de que la mujer objeto de esta entrada cumpliera 21 años, Calígula fue asesinado por sus guardaespaldas y ellos mismos auparon a Claudio como emperador.

Claudio siempre aparentó ser un hombre ajeno a las luchas del poder. Con una cojera muy pronunciada debido a una deformidad de nacimiento y tartamudo, nadie lo había considerado carne de político, y mucho menos de mandamás, pero precisamente por Acueducto de Segoviaello, la Guardia Pretoriana lo eligió como el más apto para dirigir los destinos de Roma. Ahora bien, Claudio no era ningún estúpido y mostró tener muchas cualidades administrativas que resultaron en un periodo de relativa paz y crecimiento para el Imperio. Durante su reinado de 13 años, construyó caminos, acueductos y canales por todo el territorio y reformó el sistema judicial y publicó hasta veinte edictos diarios en muy diversos temas. Messalina también aprovechó su nueva posición para avanzar sus propios intereses y los de sus hijos, tejiendo una impresionante red de colaboradores, espías y aduladores que ella utilizaría a su conveniencia. También los utilizó para otros menesteres.

No sabremos nunca a ciencia cierta cuál fue el factor que llevó a Messalina a convertirse en una mujer muy ligera de cascos. Puede haber sido la consanguineidad de su estirpe o la herencia de más de un depravado entre sus parientes. Puede que se haya sentido “abandonada” por su marido, ocupado como estaba en los asuntos de Roma, o puede que simplemente le gustara mucho eso del Messalinafollón a todas horas. El caso es que la joven emperatriz pronto se convirtió en una reconocida ninfómana, practicando las artes sexuales con prácticamente cualquiera que se le pusiese enfrente, políticos, comerciantes, embajadores de otros reinos y, en general, cualquier hombre que le pudiera ofrecer más poder. Algunos han defendido sus actividades explicándolas como parte del juego político, pero Messalina no ciñó sus prácticas amorosas a los conocidos, sino que se dedicó al sexo como una ocupación profesional más, abriendo su propio lupanar (prostíbulo), en el que organizaba orgías para sus clientes en las que, en ocasiones, ella misma participaba como una proseda, una más de las “muchachas”. Incluso alguna vez trabajó en otro lupanar disfrazada con una peluca, simplemente por el placer de hacerlo.

La escena de la competición que tanto me impactó hace treinta y pico de años, nos la cuenta Plinio el Viejo en su “Historia Natural” (Libro Décimo), aunque hay que decir que algunos expertos creen que podría estar basada en rumores iniciados por los enemigos de la emperatriz, pero su reputación era más que conocida y tampoco extrañaría mucho que fuera cierta. Cuenta Plinio que Messalina, conocedora de la fama de Scilla, quería demostrar que ella era mejor prostituta, y retó a la profesional a una competencia llevada a cabo en el mismo palacio imperial. El concurso duró un día entero y Messalina ganó con una puntuación de 25 mancebos bien servidos.

Al final, Claudio se cansó de ella y la mandó asesinar. Claudio ordenó a su Guardia Pretoriana que lo asesinaran si se casaba una vez más, pero lo volvió a hacer, en cuartas nupcias y con su sobrina, Agripina la Joven,  quien convenció con sus malas artes a Claudio de que adoptara y nombrara sucesor al hijo de esta, Nerón Claudio César Druso Germánico, el futuro pirómano de Roma.

¿Es Messalina la peor esposa de la historia? Eso es algo que cada lector tendrá que responderse a sí mismo. Seguro que hay muchas otras candidatas, pero todo dependerá de los principios morales de cada uno. Para este autor, al menos queda claro que Valeria Messalina está entre las finalistas. ¿Alguna otra candidata?

 

 

About these ads

Acerca de J.G.Barcala

Profesor y traductor de idiomas. Comprometido con la libertad, la democracia y el progreso. Aventurero y viajero empedernido. Escritor amateur.
Esta entrada fue publicada en Personajes, Roma y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

30 respuestas a Probablemente la peor esposa de todos los tiempos. (Y sí, era romana)

  1. Pingback: Probablemente la peor esposa de todos los tiempos. (Y sí, era romana)

  2. Hola Jesús,
    como bien dices Messalina es gran candidata al premio ¡Ja, ja, ja!
    Algo había oído de esta historia y de la ninfomanía de esta mujer aunque incluso se decía que en la noche de la “gran competición” se llegó a acostar con más de… ¡cien hombres! Pensándolo bien es harto difícil pues si hacemos el cálculo: supongamos 12h a 100 hombres/hora, eso hace…8 por hora, 4 por 30 minutos, 2 por 15 minutos, 1 por 7’5 minutos. ¡Buf!
    Un saludo

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Francisco, no entiendo como se me pasó este y otros comentarios sobre Messalina, a veces no me doy cuenta de que están…
      Messalina se ganó a “pulso” su fama, se exagere o no. Como dice Dessjuest, no importa cuántos fueron, si 100 o 12, pero fueron muchos.
      Siguiendo tus cálculos, creo que es muy difícil creerle a Suetonio, pero Plutarco, por ejemplo, pone el número en 25. Como decía, da igual…;)
      Muchas gracias nuevamente y un afectuosos saludo.

  3. portutatis dijo:

    La Reina Sofía…

  4. Carlos dijo:

    Pues como de Romanos va el tema, a los romanos me ceñire. ¿Peores esposas que Mesalina? Te proporciono candidatas:
    Podriamos poner a Clodia Metelli, esposa primero del general Luculo, y celebre por sus infidelidades. Un amante despechado la llamo “señora de cobre” comparandola con las putas baratas del Aventino. Curiosamente, en HBO’S Roma, la personalidad de Clodia se encarna en Atia Balba Cesonia. Luego tienes a Agripina, la madre de Nerón, que como Mesalina, usaba el sexo como herramienta para conseguir sus objetivos. Por ultimo, tambien incluyo a Fulvia, esposa primero de Clodio (hermano de Clodia), despues del amigo de Clodio, Curio, y por ultimo, esposa de Marco Antonio (curiosamente, Clodio, Curio y Marco Antonio eran amigos de juventud y compañeros de juergas, locuras, y desmanes). Si no lo has leido ya, te recomiendo Rubicón, de Tom Holland. Ahi te incluye algunas de estas perlas.

    Post Scriptum: Divertido articulo.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Carlos, todas las “chicas” que mencionas podrían bien quitarle al título a Messalina, y se me ocurre otra, Livia la esposa de Tiberio, que no se quedaba atrás a la hora de utilizar lo que fuese para lograr sus objetivos. Que grandes son los romanos, no? Gracias a ellos los blogueros tenemos material para varios años…
      Muchas gracias por tu aportación y un cordial saludo.

      • Dessjuest dijo:

        Qué gran comentarista Carlos :)

        Coincido en lo del mundo romano, a mí es de largo la parte de la historia que más me apasiona, nunca te cansas de leer y ver documentales al respecto.

        Y grandísima serie la que menciona Carlos, “Rome”, imprescindible diría yo, claro ejemplo de cómo poder amoldar la realidad a un guión, cambiando personajes, eliminando otros y demás, manteniendo una verosimilitud asombrosa.

  5. Joel dijo:

    Hola, me llama la atención que en una página llamada “ciencia histórica” se presente como cierta la propaganda anti Julio-Claudia de Plinio el Viejo a sueldo de Vespasiano. Recordemos que numerosos historiadores ponen en duda la veracidad tanto la locura de Calígula como la supuesta ninfomanía de Mesalina (sin contar ya con el famoso bulo de Nerón como pirómano de Roma), resumiendo todos estos ridículos e increíbles episodios al proceso de demonización de la dinastía Julio-Claudia que se llevó a cabo en la época de los Flavios con el fin de desmerecer a la familia imperial original y resaltar la seriedad y sencillez de Vespasiano y sus hijos. Es algo bastante obvio, pero reconozco que es más divertido imaginar a toda una emperatriz en un burdel que pensar que se trata de mera propaganda… pero para eso están los guionistas de cine y series, no las páginas supuestamente serias que pretenden debatir sobre historia. Lo lamento.

    • J.G.Barcala dijo:

      Joel, Plinio no fue el único que habla de las correrías de Messalina, también lo hacen Suetonio, Plutarco y varios más. Se que hay algunos que no se creen todo, el mismo Graves cree que se exagera, pero eso no quiere decir que la señora no fuera ligera de cascos. Por ejemplo, en algunas fuentes se habla de que Messalina se acostó con cien hombres esa noche de fastos, y a eso se refieren los historiadores cuando dicen que se exagera, pero no niegan que la competición hubiese existido.
      Por otra parte, yo no soy historiador profesional, y nunca me he abrogado tal título, pero lo que publico se basa en los datos que acepta la mayoría de profesionales. Se que algunos siempre creeréis en historias alternativas, y tienes derecho a ello, pero eso no quiere decir que tengas más razón que yo.
      Gracias por comentar y un saludo.

      • Dessjuest dijo:

        De hecho al igual que Nerón sí que parece que tiene su leyenda negra bastante exagerada en lo relativo a Calígula me da que bien merecida era, Messalina es otro caso igual, es probable que en vez de 100 fueran 12, pero aun así son 12.

      • J.G.Barcala dijo:

        Nerón, Calígula, Messalina y decenas más de romanos y personajes de otras civilizaciones se merecen este apelativo Des, pero hoy le ha tocado a la esposa de Cñaudio, simplemente porque la conozco mejor. Como bien dices, no importa si fueron 100 o 25, pero fueron muchos, y ha pasado a la historia por ello.
        Muchas gracias como siempre por comentar. Un abrazo.

  6. M.E. dijo:

    Probablemente nos estamos pasando juzgándola desde nuestro punto de vista cristiano con todos los prejuicios que ello conlleva. Incluso en uno de los párrafos dices que al principio fue buena esposa (“las cosas fueron bien para el matrimonio”) porque le trajo al mundo a su marido dos hijos (aunque si, la mujer romana tenía la obligación de dar hijos a la ciudad de Roma). Yo creo que como tantos otros ricos y poderosos romanos era una excéntrica, me viene a la memoria ahora mismo el emperador Cómodo por ejemplo, o Nerón y tantos otros y otras por el estilo… Y es que el poder y el dinero pueden hacer mucho daño, pero quizás deberíamos ponernos en la piel de aquellos romanos, en los que el sexo no era tabú (incluso lo había entre esclavos y dueñas y era aceptado) y eran mucho más desinhibidos con las cosas naturales que el cristianismo nos ha vetado.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola M.E., no creo que la monogamia tenga nada que ver con el cristianismo, pues esta práctica surgió como un trato evolutivo en los humanos milenios antes de que existiera la religión de Cristo. Ahora bien, tienes mucha razón en que el sexo era más permisivo en tiempos de los romanos, pero por eso mismo, con más razón llama la atención el caso de Messalina, pues en un ambiente menos desinhibido, aún los romanos pensaban que esta seora se pasaba.
      Muchas gracias por comentar. Un saludo.

      • engraciamusa dijo:

        La monogamia (y hablo de las teorías de Arsuaga) nace ya entre los homínidos, pero no olvidemos que su objetivo era reproductor, es decir que se dan y han dado casos de un homínido que ha tenido un hijo con un macho y luego se va con otro macho. El objetivo de la monogamia es que el macho (y sigo con las teorías de Arsuaga) mantenga a la hembra, con lo cual la hembra siempre se juntará con el macho más fuerte y que mejor la mantenga.

        En este caso (el de Mesalina) no tiene nada que ver con la monogamia-reproductiva puesto que el ser humano puede ser monógamo para reproducción y luego ser promiscuo por diversión puesto que el instinto en los humanos no es tan fuerte. Ejemplos claros los tenemos en los varones que aun hoy en día se creen más machos porque tienen relaciones con muchas mujeres, y que incluso con hijos lo hacen (y ya conocemos a unos cuantos seguro, aunque claro, que una mujer lo haga la convierte en “ligera de cascos” y “ninfómana”).

        Por otro lado sigo pensando que el tono de tu entrada es demasiado “machista” e incluso moralista. No puedes juzgar a una mujer de hace 2000 años con el rasero del siglo XXI.

        Te recomiendo los Anales de Tácito, Mesalina es unas décadas anterior a Tácito, y verás como la nobleza (tanto masculina como femenina) se las gastaba en la antigua Roma.

  7. engraciamusa dijo:

    Probablemente nos estamos pasando juzgándola desde nuestro punto de vista cristiano con todos los prejuicios que ello conlleva (¿peor esposa de la historia?). Incluso en uno de los párrafos dices que al principio fue buena esposa (“las cosas fueron bien para el matrimonio”) porque le trajo al mundo a su marido dos hijos (aunque si, la mujer romana tenía la obligación de dar hijos a la ciudad de Roma). Yo creo que como tantos otros ricos y poderosos romanos era una excéntrica, me viene a la memoria ahora mismo el emperador Cómodo por ejemplo, o Nerón y tantos otros y otras por el estilo… Y es que el poder y el dinero pueden hacer mucho daño, pero quizás deberíamos ponernos en la piel de aquellos romanos, en los que el sexo no era tabú (incluso lo había entre esclavos y dueñas y era aceptado) y eran mucho más desinhibidos con las cosas naturales que el cristianismo nos ha vetado.

  8. Rosa Ave Fénix dijo:

    Estupenda tu entrada!!!!!! No me perdí ningún capítulo de Claudio, fantástico el trabajo del actor!!! y sobre Messalina, quien le guste la historia, sabrá que hay un dicho ” eres más p… que Messalina! aunque en aquellos tiempos (y algo de aquello ha quedado en nustro siglo) en Roma los césares y toda la demás parentela, vivian así, fulano y mengana estaban casados… pero con quien tenian bacanales??? Messalina ha pasado por ese motivo, sus ligerezas excesivas en cuanto se refiere al multiple aparejemiento. Suma y sigue “la jo….. no tiene enmienda”!
    Un besote gordo, gordo…
    Si vivieramos en la misma ciudad, te pediría prestados los CDs.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Rosa, Yo, Claudio es magnífica, y casi cada año la veo entera otra vez. Ahora bien, ya sabes que me gusta hablar de los romanos y sus costumbres y entiendo que toda su cultura fuese muy desinhibida, pero creo que esta señora se pasó, tanto, que hasta a los mismos romanos les sorprendía.
      Muchas gracias querida Rosa, y con gusto te prestaría los DVD’s, pero voy a ver si está en youtube…
      Un besote ardiente!

    • Mariona dijo:

      Yo los compré en Fnac, no son caros (creo que toda la serie me costo 20 euros) y valen la pena!! hasta los puedes comprar online.
      Por cierto, blog muy interesante, felicidades!

  9. Stella dijo:

    Eran tan desinhibidos, que todavía se recuerdan sus degradaciones.
    No habrá sido la peor en la historia, pero puede encabezar cualquier listado. Por algo se dice ” Es una Mesalina ”
    Un placer entrar en tu sitio.
    Un abrazo y hasta pronto.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Stella, no se por qué se me había pasado este comentario. No tengo nada en contra de la mujer que elegí para este post, pero es verdad que Messalina se ha ganado su lugar en la historia. Algunos dicen que se ha exagerado su liviandad, pero no niegan que fuera algo ligera de cascos.
      Muchas gracias como siempre por tu visita y comentario, y te mando un beso justo ahora que está jugando Uruguay…;)

  10. Dis Y Dente dijo:

    Tengo que romper una lanza por Joel. Lo cierto es que no tenemos ninguna prueba (como sí las hay, circunstanciales o directas, en otras épocas de la historia) más que testimonios, y además, pocos, y evidentemente no tienen por qué ser fiables (y no lo son). Pero la realidad es que si hay que poner en la balanza que un tipo estaba loco, de atar, y que fue demonizado a posteriori, creo que la lógica en ausencia de pruebas más claras debería estar de la segunda hipótesis (aunque sólo sea por aplicar la navaja famosa). Nombrar senador a un caballo tiene más sentido como una forma de desacreditar y desprestigiar al Senado (que además no es incompatible con estar desequilibrado), que un capricho demencial tal y como se presenta. Y no acaba de verse la consistencia a que un loco desenfrenado tenga necesidad de recurrir a tales estrategemas, precisamente porque se supone que es un loco desenfrenado y hace lo que le da la gana.

    La experiencia actual, donde tenemos presidentes del Imperio borrachos y analfabetos (creo que no hace falta mentarlo por su nombre), o fulanos dechados de virtud que se la hacen mamar en el despacho oval, nos presentan claramente que las cosas son mucho más complejas de lo que parecen y que el mito del líder absolutista con poderes cuasidivinos es eso, un mito. Todos ellos dependen de un equilibrio muy delicado y tienen muchos más límites de lo que parece, las sociedades tienen más vida propia de lo que se publicita al margen de sus líderes, por mucho que se quiera vender la jerarquía y el elitismo como motor. Las elites ocupan su nicho en la pirámide digamos trófica y tienen tanto control de los acontecimientos como el resto de los jugadores: mínimo, cuando no nulo.

    Ciñéndonos al caso de Mesalina, no resulta coherente ni consistente asumir que una persona con razonables indicios de inteligencia (asumiendo el grueso de la historia como aproximadamente cierta) se dedique al folleteo por viciosa y porque le va la marcha, esto es un insulto a la inteligencia, y claramente lo que le costó la vida fue un golpe de estado que obviamente no salió como ella y resto de golpistas planearon, porque no se mata a la gente por adulterio, ni era ese el procedimiento estándar romano (por muy esposa del Princeps que fuese). Porque para dar un golpe de estado el folleteo no llega, ni de hecho se va a ningún sitio con eso. De puta sólo se saca dinero, nada más. Yo, Claudio es una caricatura por muy bien escrita que esté y muy robertgravesiana que sea. De hecho el propio autor la consideraba una obra suya muy menor, a pesar del éxito que tuvo. Precisamente hechos históricos más graves como que Augusto estuvo a punto de caer no merecen casi ni una línea en casi 800 páginas.

    Es un poco la historia como disciplina científica o la historia como tebeo. Mesalina tuvo un papel tan importante (no, no es ironía) como el que pudo tener cosas tan absolutamente desconocidas para la inmensa mayoría no ya de la gente, sino de los historiadores profesionales, como la Liga de Ciudades Federadas de Lusacia o la República Áurea Ambrosiana (esta concretamente fue la causante de una cascada de acontecimientos relacionada con la expansión francesa mucho después por Saboya y los dominios Borgoñones), y lo único que queda para el “recuerdo” es que era un putón verbenero de la hostia (y por cierto, su marido no era un asaltacunas, Graves con toda la cara dice que Calígula lo obligó a casarse, cuando claramente era un matrimonio político), y ya ni entremos en el golpe en cuestión que, como tantos otros del período, pretendía restaurar la legitimidad republicana, esa que al menos procuraba que cada ciudadano de la república tuviese un mínimo valor legal, y no en el estado teocrático que degeneró todo el invento. O eso decían los golpistas.

    Por eso esa señora era un putón verbenero, evidentemente.

  11. Mel dijo:

    Yo no veo nada que indique de que haya sido mala esposa. ¿Qué la hace mala exactamente? La moral de ahora no es la moral de entonces. Además no creo que, tan listo como era, se casara sin saber qué tipo de apetencias tenía su esposa :P Y justificar su asesinato con las infidelidades es algo que sólo haría un idiota :P

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Mel,
      1) lo que le hace mala es que engañaba a su marido. No tiene nada de malo acostarse con quien uno quiera, excepto cuando uno está casado, pues eso es adulterio, engaño, traición.,
      2) La moral de ahora no es la de entonces, es verdad, pero las acciones de Messalina iban mucho más lejos de lo acostumbrado por los romanos, y hasta ellos mismos se escandalizaban.
      3) Nadie ha justificado su asesinato, eso te lo has inventado no se yo con qué intenciones.
      4) No me rebajaré a responder insultos, tú mismo te respondes.
      Gracias por comentar.

  12. paty dijo:

    Los hombre hacían y hacen lo mismo y por ello también son peores esposos…..hombres necios….

    • J.G.Barcala dijo:

      Así es Paty, y se que a veces culpamos a la mujer sin razón, sin ver que somos la ocasión, de lo mismo que culpamos…pero en un par de días tendrás el equivalente masculino de esta entrada…gracias por comentar, un cordial saludo…

  13. Pingback: Probablemente la peor esposa de todos los tiemp...

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s